En Yogurshop sabemos que uno de los problemas más importantes a los que se enfrenta una nueva empresa es a asumir los enormes gastos en maquinaría de hostelería necesaria para poner en marcha el proyecto.

Sin embargo, es posible lograr reducir los costes el máximo posible comprando maquinaría de segunda mano, con la finalidad de poder afrontar más cómodamente los inicios de un negocio que, claro está, es uno de los momentos más difíciles para el mismo.

Ahora, no solamente cuando se inicia un nuevo negocio es cuando es necesario echar mano de la maquinaria usada, puesto que habrá otras situaciones en las que te lo plantees:

  1. En el caso de averiarse una de las máquinas que tenías: cuando se avería de forma permanente e inesperada una máquina, consultar el mercado de segunda mano puede ser una excelente opción.
  2. ¿Quieres renovar tus equipos? Cuando los negocios crecen, la maquinaría crece con éste, por ello, en muchas ocasiones, los dueños prefieren vender la anterior y hacerse con una nueva, pero claro, si el presupuesto no es tan holgado, se recurre al mercado de segunda mano.
  3. Ampliando horizontes, apostando por un nuevo producto: renovar un negocio es siempre importante, parte de ello se consigue añadiendo productos al catálogo que, posiblemente, la gente quiera consumir. Si quieres reducir el riesgo de inversión, lo mejor es optar por maquinaría usada para que no suponga un mal mayor.

 

El mercado de segunda mano no suele gozar de una buena reputación en líneas generales, y es por ello por lo que muchos posibles compradores prefieren optar por maquinaría nueva de gamas más bajas que por usadas de gamas más altas, lo que no es, necesariamente una buena opción.

Es por ello por lo que concebimos como fundamental contarte un poco más sobre el mundo de la maquinaría usada, consejos de cara a la compra y diferencias entre comprar una usada respecto a una nueva.

¿Cuándo es el mejor momento para comprar maquinaria de hostelería usada (Grande)

¿En qué debo fijarme cuando compro maquinaría de segunda mano?

Muchas veces es la comodidad la que lleva a los compradores a optar por maquinarías nuevas, dado que la compra de productos usados, en este caso maquinaria, suele conllevar un mayor grado de búsqueda propia previa, a lo que muchos no están dispuestos porque puede considerarse como una pérdida de tiempo.

Esto nos permite hilar al primer punto del que te hablaremos: asegúrate de saber qué vas a comprar, no te pedimos que te conviertas en un experto, pero sí es una gran ventaja hacer una compra sabiendo cómo debe funcionar la maquinaría, conociendo la calidad o fiabilidad de una marca respecto a otra y, por supuesto, los precios que se manejan tanto nuevas como en el mercado de segunda mano.

 

Es decir, el primer paso es que seas consciente de lo que compras, de tal modo que puedas hacer los chequeos o comprobaciones necesarios que vengan al caso. Esto, sin embargo, nos da paso a otro punto que nos parece fundamental: ¿a quién le compras? Es decir, una compraventa entre particulares es mucho más riesgosa que la compra a una empresa que ofrezca determinadas garantías postventa. En el caso de Yogurshop, vendemos maquinaria de helado soft de segunda mano que ha sido revisada y controlada previamente.

Ciertamente, el estado de la maquinaría variará, pero ello está indicado al detalle. Y no lo olvides, siempre pregunta sobre el estado del producto de segunda mano, porque así puedes evaluar, al menos físicamente, el producto. En muchos casos, los productos en ocasión o de segunda mano, simplemente han sido usados un par de veces e, inclusive, puede darse el caso de que aún esté en garantía oficial. Por ello debes estar atento también a la garantía (a la del fabricante y a la de la web, en nuestro caso suele ser de 6 meses) y a la antigüedad del producto que compras.

 

¿Cuáles son las ventajas de apostar por maquinaria usada?

Inicialmente, como te habíamos comentado, puedes pensar que comprar maquinaria de segunda mano puede resultar un gesto poco empático de cara al cliente, es decir, que no sea del agrado de la clientela que la maquinaria no sea nueva de paquete.

NO es así, comprar maquinaría de segunda mano es una ocasión para reorientar la inversión de tu local, puesto que no estás comprando maquinaria de mala calidad o que no cumpla con especificaciones específicas, de hecho, le harás su mantenimiento y limpieza como si fuera nueva.

Pero ¿dónde reorientar esa inversión? Sencillo, en tu producto, en la materia prima de tu negocio, que es la experiencia base que se llevará el cliente, asimismo, puedes también invertir en comodidades en el local, como instalar puntos de carga o Wifi gratis.

Tampoco lo veas como que la máquina te perseguirá hasta el fin de los tiempos: cuando tu presupuesto se ajuste a los parámetros de mercado de la maquinaría nueva, será ese el momento en donde podrás decidir vender tu maquinaria de segunda mano (o guardarla) y hacerte con una nueva de paquete.

En definitiva, a diferencia de lo que suele pensarse comúnmente, las maquinarias de ocasión, segunda mano o usadas son una gran opción para tu negocio, eso sí, ¡no olvides seguir los consejos que te hemos dado aquí porque te serán útiles en el proceso de compra!