En primer lugar, los gofres también conocidos como Waffles son una particular forma de galleta con masa crujiente cocinadas entre planchas. Esta receta de origen Belga, las placas o planchas en las que se cocina suelen dejar una rejilla particular de este aperitivo. Por otro lado, hay de ellos varios tipos que han surgido a lo largo del tiempo, entre ellos los siguientes son los más importantes.

Gofre Belga o de Bruselas

Los de este tipo son particularmente famosos en todo el mundo. La masa de estos gofres suele ser más gruesa, crujiente y sus agujeros de mayor tamaño. Con una forma rectangular, se sirven calientes y suelen ser los más vendidos por vendedores ambulantes. Para añadir a estos gofres se suele utilizar un espolvoreado de azúcar glass, nata montada, frutas o virutas de chocolate. El especial acabado de esta preparación se da gracias a planchas de buena calidad, las mismas garantizan una buena distribución de la masa, cocción y rapidez. Por lo tanto adquirir esta herramienta para prepararlos es indispensable para cualquier gastronómico, ya sea de venta ambulante, en hoteles o restaurantes.

Gofre de Lieja

Similar al antes mencionado se puede diferenciar por puntas más redondeadas en el molde y menor tamaño. Cuenta generalmente con 24 agujeros a diferencia del belga que sólo tiene 20 pero más grandes. Además el gofre de lieja, se diferencia del de Bruselas por el sabor de su masa que es mucho más dulce. Tanto es así que suele prepararse de modo que queden pepas de azúcar repartidas en su crujiente masa. Este gofre suele ser muy apreciado por niños debido a su azucarado sabor y textura crujiente que permite añadir muchos ingredientes de combinación. Por último, las placas para estos gofres deben ser especialmente elegidas, ya que para diferenciarse correctamente del gofre de Bruselas deben ser de acabados de calidad y bien confeccionados.

Gofre Bubble o Bubble Waffle

Cabe destacar que este tipo de gofre es tendencia en todo el mundo. Se ha originado en Hong Kong y ha sido creado por un original joven. Algunos lo señalan como mezcla entre gofre, tortita y crepes. Lo más importante de este tipo de gofre es la versatilidad que ofrece ya que pueden hacerse con él combinaciones para todas las temporadas del año, además es de una presentación muy vistosa que se ha hecho notar en redes sociales. Por último, las variaciones que permite este gofre lo hace indispensable para cualquier comercio que quiera estar actualizado en productos e invocar clientes.

Gofre Lolipop

Especial tipo de gofre adaptado a la forma de una paleta. La preparación permite realizar decoraciones y combinaciones muy llamativas para adolescentes y niños. Además de conservar el sabor y textura de los gofres convencionales añade un factor de presentación ideal para fiestas o eventos. Esto es así porque su forma de consumo es sencilla, no requiere vajilla y pueden prepararse con anterioridad. Tener en cuenta esta variedad de waffles para ofrecer es indispensable para creadores de eventos, hoteles y restaurantes familiares.

Gofres salados

Al igual que otras recetas de origen dulce, se ha derivado en su forma salada. Para ellos la diferencia radica en la elaboración de la masa, con menos azúcar y un poco más de sal. Por otro lado, para realizarlos también se requiere una gofrera de calidad. Este tipo de aperitivos puede combinarse con quesos, fiambres e incluso carnes. Sus adicionales posibles lo convierten en un almuerzo, aperitivo o cena al paso, por lo que cualquier vendedor ambulante o gastronómico debe contar con esta opción en su comercio.