Al emprender en cualquier tipo de negocio se tienen muchos trámites financieros y legales importantes por realizar. Algunos de ellos son más complicadas de entender que otras o requieren una mayor inversión. Por ello en Yogurshop ofrecemos la oportunidad de que nuestros clientes aprovechen el recargo de equivalencia. De este modo es una responsabilidad menos en la cual pensar a la hora de realizar cualquier trámite importante del oficio.
El recargo de equivalencia puede parecer complejo al no conocer cada uno de sus detalles. En realidad es un procedimiento más sencillo de lo que se muestra y se pueden recibir asesorías al respecto. Aunque hay aspectos de forma general que son de fácil compresión, incluso para los que no manejan el tema. Algunos de ellos tratan precisamente lo que es, para que sirve y sus ventajas.

El recargo de equivalencia es un sistema por el que los comerciantes minoristas pagan el IVA de una forma simplificada. Se trata de un régimen especial que afecta a personas físicas, como autónomos, sociedades civiles o comunidades de bienes.

¿Qué es el recargo de equivalencia?

El recargo de equivalencia es una función que ofrecemos como proveedores en algunos de nuestros productos. Se trata de un IVA un poco más alto de lo convencional, que se paga al hacer cualquiera adquisición de dichos elementos. De este modo se simplifica en gran medida el pago de este impuesto al hacerlo de forma directa. Aunque para poder optar por este tipo de impuesto se tiene que cumplir con ciertas condiciones relevantes. Este recargo se aplica específicamente a los negocios de venta al por menor de productos que no han sido transformados por el comerciante; es decir, cuando éste es un mero intermediario que compra a un distribuidor para vender al público. Comerciantes, tiendas, etc.

Éstos son los recargos:
– Para el tipo general del 10%: recargo del 1,4%
– Para el tipo reducido del 21%: recargo del 5,2%
– Para el tipo súper reducido del 4%: recargo del 0,5%

Específicamente, visto de una forma más teórica, es un régimen especial de IVA aplicado a cierta parte de la población. El mismo está dirigido a empresarios autónomos, ventas al menor o comercios de ciertos productos. Todos ellos entran en un grupo que van directamente al consumidor, por lo que no pasa por más facetas.

¿Para qué sirve el recargo de equivalencia?

El recargo de equivalencia sirve para ayudar a minimizar los trámites administrativos de cualquier empresario o negocio mencionado anteriormente. Esto quiere decir que este no deberá presentar declaraciones de IVA a la agencia tributaria, ya que el proveedor lo paga de forma directa. Esto es indudablemente una ventaja, sobre todo para los que recientemente comienzan su emprendimiento.

Hay que tomar en cuenta que este tipo de régimen conlleva e ciertas condiciones específicas. Por ello hay que entenderlo muy bien, antes de realizar cualquier operación. El campo de la hostelería es uno de los que tiene menos excepciones para este tipo de trámites. Por lo que solo hay que asesorarse al respecto para que todo marche de manera correcta.

En Yogurshop queremos que nuestros clientes puedan disfrutar de las mayores ventajas posibles. Por esta razón ofrecemos el recargo de equivalencia para mejorar su experiencia administrativa. La idea es motivar a cada uno de nuestros clientes a seguir creciendo y eliminar parte de sus preocupaciones. Por ello no dudes en preguntar sobre las asesorías que tenemos con respecto a este tema de tanta importancia comercial.